Febrero 25, 2024

biglogo-whiteWashington DC. Y Bruselas, 19 de diciembre. – La Asociación Internacional de Líneas y Cruceros (CLIA) ha hecho hoy balance sobre los avances de la Revisión de la Seguridad Operacional de la industria global de cruceros y ha anunciado su intención de continuar centrada en la mejora de los procedimientos de seguridad y las buenas prácticas.

El pasado mes de enero, inmediatamente después del incidente del Concordia, la industria mundial de cruceros puso en marcha una revisión exhaustiva de los factores humanos que pueden ser críticos y de los aspectos operativos en materia de seguridad marítima como parte de su esfuerzo constante por aumentar los niveles de seguridad. Así, la industria mundial de cruceros, con el asesoramiento de un comité de expertos independientes con amplia experiencia en regulación, investigación de accidentes y en el sector marítimo, ha presentado un total de diez nuevas políticas de seguridad durante la Revisión. Cada una de estas medidas supera la regulación vigente a nivel internacional y han sido adoptadas por los miembros de CLIA.

Las normativas resultantes de la Revisión se refieren a la realización de simulacros, al acceso al puente de mando y a los procedimientos, a la disponibilidad y ubicación de los chalecos salvavidas, a los simulacros de carga de botes salvavidas, al registro de la nacionalidad de los pasajeros para el personal de emergencia en tierra y a la fijación de objetos pesados. La Organización Marítima Internacional (IMO) aprobó recientemente la incorporación en el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS) de la recomendación de la industria de los cruceros para que el simulacro obligatorio de los pasajeros tuviese lugar antes de la salida del puerto. Este Convenio es el que recoge la normativa obligatoria sobre el equipamiento de seguridad y los procedimientos a bordo de los barcos.

“El compromiso de la industria con la seguridad de los pasajeros y de la tripulación sigue siendo nuestra prioridad número uno", dijo Christine Duffy, Presidenta y CEO de CLIA en nombre de la industria mundial de cruceros. "La Revisión de la Seguridad Operacional forma parte de la misión que nuestra industria mantiene para mejorar continuamente los protocolos y seguir innovando en la seguridad y en las operaciones a bordo. También supone una reafirmación de nuestro compromiso con la seguridad en nombre de las víctimas y de todos los afectados por el incidente del Concordia, así como con los millones de pasajeros y tripulantes que navegan en cruceros cada año”.

Duffy también manifestó “estoy contenta de anunciar hoy que el comité de expertos va a continuar colaborando con la industria, aportando ideas, recomendaciones y haciendo un análisis independiente de cara al futuro. Sus miembros van a seguir participando activamente en los comités técnicos y regulatorios de CLIA. Esto significa que mientras que el equipo que integra la Revisión de la Seguridad Operacional reducirá su actividad, nuestra industria continuará beneficiándose de su contribución activa y su experiencia. Seguiremos colaborando con la Organización Marítima Internacional (IMO) y otros organismos de interés para crear una cultura que fomente un entorno seguro para los millones de pasajeros que navegan con nosotros cada año”.

“En el transcurso de la Revisión de la Seguridad Operacional, mis compañeros del comité de expertos y yo hemos jugado un rol importante en la elaboración de las 10 medidas que se han adoptado este año y hemos aportado recomendaciones adicionales que han sido incorporadas a la Revisión”, señaló Mark Rosenker, miembro del comité de expertos independientes de la Revisión de la Seguridad Operacional. “La industria del crucero se ha mostrado receptiva a nuestra contribución y ha colaborado activamente con nosotros, así como con las autoridades marítimas internacionales, las sociedades de clasificación y los astilleros para mejorar los estándares de seguridad en una industria, que ya era muy segura”.

“Mi implicación con la Revisión me ha proporcionado la seguridad de que la industria no sólo está cumpliendo sus obligaciones para conseguir los acuerdos voluntarios que ha adquirido sino que también mantiene una relación proactiva y responsable con otros reguladores internacionales”, dijo Willem De Ruiter, otro miembro del comité de expertos. “El grupo de expertos independiente espera continuar colaborando con la industria internacional del crucero para desarrollar medidas que continúen mejorando la seguridad a bordo”.

Rosenker es ex presidente de la Comisión de Seguridad en el Transporte de EE.UU. De Ruiter es ex director de la Agencia Europea para la Seguridad Marítima. Los demás miembros del panel independiente de expertos son Stephen Meyer, ex Almirante de la Armada Real Británica y ex director de la filial de Investigación de Accidentes Marítimos en Reino Unido y Dr. Jack Spencer, ex director de la Oficina de Seguridad Marítima en la Comisión de Seguridad en el Transporte de EE.UU.

Puede acceder a la lista completa de las normativas en: http://www.cruising.org/regulatory/cruise-industry-policies/cruise-industry-operational-safety-review. Puede acceder al resumen ejecutivo de la Revisión en: http://www.cruising.org/regulatory/osr-executive-summary.

Seguridad en cruceros, chalecos salvavidasMadrid, 15 de noviembre de 2012.- La Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y el Consejo Europeo del Crucero (ECC) han anunciado hoy en representación de todo el sector la puesta en marcha de tres nuevos protocolos de seguridad. Estas nuevas medidas hacen referencia al almacenamiento de los chalecos salvavidas en los barcos de nueva construcción, la fijación de los objetos pesados a bordo, y la unificación de los protocolos del puente de mando dentro de las compañías que operan con una flota común.

Estos protocolos exceden los requisitos actuales de la estricta legislación vigente y forman parte de la Revisión de la Seguridad Operacional de la industria del crucero que se puso en marcha en enero de 2012.

La medida relativa a la Ubicación del depósito de chalecos salvavidas complementa a otra puesta en marcha recientemente por CLIA y ECC y que obliga a transportar un número extra de chalecos salvavidas para adultos de modo que el número de chalecos a bordo sea mayor que el de pasajeros a bordo. Con la nueva medida que se implementa ahora, y que afecta a los barcos de nueva construcción, los chalecos salvavidas que igualen o superen la normativa internacional y la de la bandera del barco deberán almacenarse en lugares muy próximos a los puntos de reunión o a los puntos de embarque en los botes salvavidas. De esta forma, los miembros de la tripulación podrán acceder fácilmente a los chalecos salvavidas para distribuirlos entre los pasajeros en caso de una emergencia. Esta medida refuerza todavía más la seguridad a bordo ya que, en caso de que se requiera, los pasajeros tendrán todavía más acceso a los chalecos salvavidas.

La medida relativa a la fijación de los objetos pesados supondrá que las compañías que forman parte de CLIA y ECC tengan protocolos dentro de sus Sistemas de Gestión de la Seguridad para fijar los objetos pesados bien de forma permanente, si no están siendo utilizados, o bien cuando haya un temporal. Si no están bien fijados, estos objetos pesados pueden llegar a causar daño. Esta medida se desarrolló para salvaguardar todavía más el bienestar de los pasajeros y la tripulación. Las compañías miembro deberán llevar a cabo inspecciones en profundidad para asegurar que los objetos pesados están correctamente fijados. Se entiende por objetos pesados, por ejemplo, pianos, televisiones, cintas para correr o equipamiento de lavandería. Esta medida ya está siendo puesta en marcha y se completará en los próximos meses.

La unificación de los protocolos del puente de mando ayudará a mejorar la seguridad operativa de las compañías miembro de CLIA y ECC al dotar de mayor consistencia a los procedimientos operativos tanto de las compañías individuales como de las marcas que tienen un mismo propietario y comparten flota. Dado que los miembros del equipo que opera en el puente de mando en los barcos rotan con frecuencia entre distintos barcos, la aplicación de protocolos unificados mejorará las comunicaciones, no sólo dentro del barco sino también dentro de cada compañía mejorando así aún más la seguridad operativa.

"Estas tres nuevas medidas se suman a los siete protocolos ya implementados con anterioridad en diferentes campos. La industria del crucero ha adoptado estas normativas de forma proactiva desde enero de este año y está ayudando a mejorarla seguridad de los pasajeros y la tripulación, ya que esto es la principal prioridad de la industria" ha dicho Christine Duffy, presidente y CEO de CLIA. "Deseamos seguir mejorando nuestra colaboración constante con todas las personas vinculadas a la industria en el mundo y, de esta forma, seguir mejorando nuestro excepcional histórico de seguridad".

"La diversidad de estas tres nuevas medidas refleja la gran dimensión de la revisión de seguridad operativa y muestra que los avances en seguridad se están realizando allí donde existe un margen de mejora. Además, estos protocolos muestran una vez más el compromiso de los miembros de nuestras asociaciones por unificar las prácticas de seguridad en toda la industria. También son el reflejo de que las compañías están deseosas de adoptar y compartir las mejores prácticas siempre que es posible" ha dicho Manfredi Lefebvre d'Ovidio, presidente del ECC.

La Revisión de la Seguridad Operacional de la industria cuenta con el continuo asesoramiento y con las aportaciones de un comité de expertos externos en materia de marítima y de seguridad. Como parte del continuo esfuerzo de la industria por revisar y reforzar las medidas de seguridad mediante el desarrollo de las mejores prácticas para su implementación por parte de toda la industria, estos expertos evalúan las mejoras sugeridas antes de su presentación formal a la Organización Marítima Internacional (IMO). Esta política será trasladada a la IMO en la próxima sesión que tendrá lugar a finales de noviembre, para su valoración en la próxima sesión de mayo de 2013.

Puedes acceder a la versión completa de la medida relativa a la Ubicación del depósito de chalecos salvavidas en el siguiente enlace: http://www.cruising.org/regulatory/lifejacket-stowage. Para conocer la versión completa de la medida sobre la fijación de los objetos pesados puedes acceder a este enlace: http://www.cruising.org/regulatory/heavy-objects. Para acceder a la versión completa de la medida sobre la unificación de los protocolos del puente de mando acceda al siguiente enlace: http://www.cruising.org/regulatory/bridge-procedures. Puedes acceder a todos los protocolos de seguridad de CLIA en el siguiente enlace: http://cruising.org/regulatory/cruise-industry-policies

CLIA anunció el lanzamiento de su Revisión el pasado 27 de enero de 2012. Desde entonces, como parte de esta revisión, la industria global del crucero ha establecido las siguientes normativas:

· Febrero 2012. Se estableció la nueva normativa que obligaba al desarrollo de ejercicios de simulacro obligatorios para los pasajeros que embarcan antes de la salida de puerto.

· Marzo 2012. La industria remitió una recomendación a la IMO, promoviendo la mejora de los procedimientos de reporte de daños y víctimas para mejorar aún más su solidez y transparencia.

· Abril 2012. Se anunciaron tres nuevas medidas relacionadas con aspectos como la planificación de ruta, el acceso del personal al puente de mando y los chalecos salvavidas disponibles.

· Junio 2012. La industria anunció la política relativa a la Nacionalidad de los Pasajeros y la política de Elementos de Común aplicación para Simulacros e Instrucciones sobre Emergencias.

· Septiembre 2012. La industria anunció una normativa relativa a la el Uso de botes salvavidas para entrenamiento.

Conforme vayan surgiendo nuevas medidas y buenas prácticas de la industria dentro de la Revisión de la Operativa de Seguridad, éstas se irán anunciando.

botes salvavidas cruceroMadrid, 20 de septiembre. La Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y el Consejo Europeo del Crucero (ECC), en representación de la industria han anunciado la implementación de una nueva medida de seguridad en el marco de la Revisión de la Seguridad Operacional de los Cruceros que pusieron en marcha en enero de 2012. Este protocolo adicional, que excede la ya estricta normativa internacional que regula la industria, engloba las cuestiones relacionadas con el entrenamiento en el uso de los botes salvavidas por parte de la tripulación.

La política sobre el Uso de Botes Salvavidas para Entrenamiento, que se aplicará con carácter inmediato, exige que al menos cada seis meses todas las compañías miembro de CLIA y ECC lleven a cabo un ejercicio que incluya el proceso de bajada y carga máxima de los botes salvavidas. Durante el ejercicio de entrenamiento el bote salvavidas deberá llenarse por completo con miembros de la tripulación. El personal realizará maniobras en el agua para familiarizarse con las operaciones dentro de un bote salvavidas. Asimismo, también es obligatorio que todos los miembros de la tripulación que participen en el entrenamiento con los botes salvavidas asistan a los simulacros. Los barcos de menor tamaño y con menos de 300 tripulantes llevarán a cabo un ejercicio similar adaptado a sus necesidades.

Christine Duffy, presidenta y CEO de CLIA ha asegurado que "la industria del crucero continúa trabajando a nivel global para mejorar la seguridad de los pasajeros y la tripulación a bordo de sus barcos, que es nuestra principal prioridad". Asimismo, ha subrayado que "desde enero de este año, y en línea con nuestros continuos esfuerzos por seguir avanzando hacia la excelencia operativa, la industria ha adoptado de forma voluntaria siete nuevos protocolos de seguridad relativos a distintas áreas. Aun así, seguimos completamente comprometidos en la búsqueda de nuevas mejoras en diferentes áreas que creemos que contribuirán a seguir con nuestro excelente historial en materia de seguridad."

En este sentido, Manfredi Lefebvre d'Ovidio, presidente del ECC, ha explicado que "la Revisión de la Seguridad Operacional de la industria demuestra nuestra constante determinación para asegurar que los cruceros siguen siendo la opción más segura para disfrutar de unas vacaciones y el sector más seguro dentro la industria marítima. Al igual que las medidas aprobadas con anterioridad, esta nueva política excede la normativa internacional y ha sido revisada por el comité de reconocidos expertos independientes a nivel mundial".

Por su parte, el delegado del ECC en España y Vicepresidente y Director General de Operaciones Marítimas del Grupo Pullmantur, Carlos Pedercini, ha subrayado que "la industria está comprometida con la mejora de la seguridad en el corto, medio y largo plazo. Creo que esta iniciativa contribuye a reforzar el objetivo de la Comisión Europea de re-lanzar su 'Campaña por la Calidad en la navegación' según lo establecido en su Política Marítima 2009-2018".

La Revisión de la Seguridad Operacional de la industria cuenta con el continuo asesoramiento y con las aportaciones de un comité de expertos externos en materia de marítima y de seguridad. Como parte del continuo esfuerzo de la industria por revisar y reforzar las medidas de seguridad mediante el desarrollo de las mejores prácticas para su implementación por parte de toda la industria, estos expertos evalúan las mejoras sugeridas antes de su presentación formal a la Organización Marítima Internacional (IMO). Esta política será trasladada a la IMO para que sea valorada en la próxima sesión que tendrá lugar el próximo mes de noviembre.

Puedes acceder a la versión completa de la normativa sobre Uso de los botes salvavidas para entrenamiento en el siguiente enlace: http://www.cruising.org/regulatory/life-boat-loading-training-purposes-policy

Puedes consultar otros protocolos de seguridad de la CLIA en el siguiente enlace: http://cruising.org/regulatory/cruise-industry-policies

CLIA anunció el lanzamiento de su Revisión el pasado 27 de enero de 2012. Desde entonces, como parte de esta revisión, la industria global del crucero ha establecido las siguientes normativas:

• Febrero 2012. Se estableció la nueva normativa que obligaba al desarrollo de ejercicios de simulacro obligatorios para los pasajeros que embarcan antes de la salida de puerto.

• Marzo 2012. La industria emitió nuevas recomendaciones a la IMO, promoviendo la mejora de los procedimientos de reporte de daños y víctimas para mejorar aún más su solidez y transparencia.

• Abril 2012. Se anunciaron tres nuevas medidas relacionadas con aspectos como la planificación de ruta, el acceso del personal al puente de mando y los chalecos salvavidas disponibles.

• Junio 2012. La industria anunció la política relativa a la Nacionalidad de los Pasajeros y la política de Elementos de Común aplicación para Simulacros e Instrucciones sobre Emergencias.

Conforme vayan surgiendo nuevas medidas y buenas prácticas de la industria dentro de la Revisión de la Operativa de Seguridad, éstas se irán anunciando.

chalecosBruselas, 2 de julio de 2012.- La Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y el Consejo Europeo de Cruceros (ECC), han anunciado en representación de la industria la adopción de dos nuevas medidas de seguridad dentro de la Revisión de la Seguridad Operacional que pusieron en marcha en enero de 2012.

Botes SalvavidasBruselas, 24 de abril de 2012.- La industria del crucero ha adoptado tres nuevas normas que se implementarán a nivel global con carácter inmediato. Así lo ha anunciado hoy Manfredi Lefebvre, presidente del Consejo Europeo de Cruceros (ECC, por sus siglas en inglés), y miembro de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA).

Durante su intervención en un evento sobre Seguridad de los Cruceros organizado por la Comisión Europea en Bruselas, Lefebvre ha subrayado que estas políticas surgen fruto del acuerdo de la industria al completo. Además, son el tercer anuncio que la industria del crucero ha realizado en el marco de la Revisión de la Seguridad Operacional de los Cruceros que está llevando a cabo.

Así mismo, Lefebvre ha mencionado el impulso que supone para esta Revisión el nombramiento de un comité de cuatro expertos independientes que han evaluado estas medidas y que también serán consultados sobre las recomendaciones que se prevea realizar en adelante. Los expertos son Stephen Meyer, Willem de Ruiter, Mark Rosenker y Doctor Jack Spencer (más datos al final de la nota).

Estas nuevas medidas, que van más allá de la estricta normativa de la industria, serán trasladadas a la Comisión de Seguridad Marítima de la Organización Marítima Internacional (IMO) para su valoración en la próxima sesión, que se celebrará en el mes de mayo. Las normas son las siguientes:

1. Planificación de la ruta. Hasta ahora las compañías de cruceros han seguido las recomendaciones de la IMO en materia de planificación de rutas. Sin embargo, ahora la industria considera que esta medida debe ser un requisito mínimo obligatorio y debe tener presencia destacada entre las "buenas prácticas" de la Guía de Protocolos en el Puente de Mando que recoge la Cámara Internacional de Navegación (ICS). Además, todos los planes de ruta deberán ser explicados minuciosamente a todos los miembros de la tripulación en el puente del mando antes de su puesta en marcha. Así mismo, el plan de ruta deberá ser diseñado por un el oficial designado y aprobado por el capitán.

2. Acceso del personal al puente de mando. Para minimizar en lo posible las irrupciones o distracciones innecesarias en el puente de mando, hemos adoptado un nuevo protocolo por el cual el acceso al puente de mando se limitará al personal con funciones operativas durante el tiempo que duren las maniobras de carácter restringido o cuando se requiera incrementar la vigilancia.

3. Chalecos salvavidas. A partir de ahora, además de disponer de chalecos salvavidas para todas las personas que se encuentran a bordo como obliga la normativa, habrá que llevar salvavidas adicionales para adultos por encima de los requisitos establecidos legalmente. Así, el número de salvavidas adicionales no deberá ser inferior al total de personas alojadas en las zonas de mayor ocupación en las zonas verticales en las que se divide el barco. De esta forma se asegura que el número de salvavidas a bordo excede de lejos el número de personas que viajan a bordo.

Durante su intervención, Manfredi Lefebvre ha afirmado "Este acto de la Comisión Europea está completamente alineado con los esfuerzos que la industria está realizando para seguir mejorando la seguridad en los cruceros. Estoy muy agradecido a Siim Kallas, VP de la Comisión Europea y Comisario de Transportes por brindarme la oportunidad de explicar como la industria y los reguladores pueden avanzar juntos en nuestro objetivo común de prevenir futuros accidentes".

También añadía que "la industria de cruceros está muy regulada y es, precisamente este régimen, con el que nuestro personal y oficiales están firmemente comprometidos, lo que nos ha permitido alcanzar cifras muy positivas en materia de seguridad. Pero como el incidente del Costa Concordia ha demostrado, no existe la perfección en seguridad. La industria del crucero se esfuerza de forma intensa para elevar la cultura de la seguridad. Como parte de ese compromiso, la industria – tanto las compañías de cruceros de forma individual como la toda la industria a través de CLIA y ECC – pusimos en marcha el pasado 27 de enero una Revisión de la Seguridad Operacional en la Industria del Crucero. Con esta iniciativa pretendemos aprender las lecciones del Costa Concordia y llevar a cabo una revisión exhaustiva de la seguridad".

También añadía que "a través de iniciativas voluntarias tales como estas que hoy presentamos, contribuimos a mejorar de forma notable e inmediata los ya elevados estándares de seguridad. Estas normas están en nuestra opinión totalmente alineadas con el objetivo de la Comisión de relanzar su "Campaña de Navegación de Calidad" a través de acuerdos voluntarios que se alcancen con la industria, tal y como establece su Política Marítima 2009-2018. Más concretamente, confiamos en que los resultados de nuestra Revisión de la Seguridad Operacional que irán presentándose durante los próximos meses nos proporcionarán un terreno fértil para que puedan crearse estos acuerdos con la Comisión".

Para concluir, explicó que "estamos convencidos de que este acercamiento permitirá alcanzar resultados concretos, prácticos e importantes en el menor tiempo posible. Creemos que también permitirá reflejar el progreso exitoso y responsable de materia de seguridad impulsado de forma conjunta por la Comisión y el Parlamento Europeo tras la tragedia del Costa Concordia".

Las nuevas normas se enmarcan dentro del anuncio realizado por la industria el pasado 27 de enero de la puesta en marcha de una Revisión de la Seguridad Operacional del Crucero en respuesta al accidente del Costa Concordia y como parte de los constantes esfuerzos para revisar y mejorar los protocolos de seguridad. Los dos anuncios que se realizaron previamente por la industria dentro de esta Revisión fueron la nueva política de simulacros (9 de febrero de 2012) y la recomendación para la mejora de los procedimientos de reporte de daños y víctimas (21 de marzo de 2012).

ChristineDuffyMadrid, 20 de marzo de 2012.- La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) y el Consejo Europeo del Crucero (ECC) recomiendan perfeccionar la regulación acerca de los informes de daños y víctimas en el mar. Esta medida se pone en marcha en el marco de la Revisión y Perfeccionamiento de la Seguridad Operacional en los Cruceros que están llevando a cabo CLIA y las compañías que la integran, tras el accidente del Costa Concordia.

La recomendación realizada por CLIA y ECC pasa por que la Organización Marítima Internacional (IMO) solicite de forma explícita y clara a los países que abanderan los barcos, que den un parte más completo y concreto que refuerce la información de “los daños marítimos de carácter muy grave”. Según define la IMO, el nivel de gravedad en daños marítimos se considera elevado cuando se registra una víctima mortal entre el pasaje o la tripulación, se produce la pérdida total de un barco o se genera un grave daño al entorno marítimo. En este sentido, CLIA ha solicitado que los países miembro de IMO sean más exhaustivos en los procedimientos existentes y los adapten al Convenio Internacional para la Seguridad en el Mar (SOLAS). Este tratado contiene especificaciones globales en materia de equipamiento y protocolos de seguridad.

Las recomendaciones realizadas por CLIA en nombre de sus miembros fueron recogidas en un documento que se entregó a IMO.

Según ha manifestado Christine Duffy, Presidente y CEO de CLIA, “asegurar y reforzar la solidez de los informes supondrá un beneficio tanto para el público general como para la industria, ya que se mejorará la concienciación y la transparencia”. Además, Duffy señalaba que “pese a que la industria del crucero registra víctimas mortales en muy pocas ocasiones, nuestra prioridad es siempre evitar que éstas se produzcan e ir mejorando todavía más los procedimientos existentes. Creemos que estas recomendaciones dotarán de mayor solidez y transparencia a la industria de cara a nuestros stakeholders”.

Duffy también añadía que “la industria del crucero está comprometida a nivel global con la mejora de los protocolos de seguridad. Estamos manteniendo un diálogo abierto y continuo con la IMO y estamos muy agradecidos al apoyo que están proporcionando a nuestra Revisión de la Seguridad Operacional en los Cruceros”.

La industria del crucero ha logrado alcanzar unas cifras muy positivas en materia de seguridad, especialmente si lo comparamos con otros medios de transporte. Según los datos de la consultora independiente de cruceros GP Wild, durante los 10 años previos al accidente del Costa Concordia, 223 millones de personas, entre tripulación y pasajeros, viajaron a bordo de barcos de crucero. En ese periodo se registraron un total de 28 víctimas mortales relacionadas con una causa operativa. De éstas, 22 fueron miembros de la tripulación y únicamente 6 eran pasajeros.

Botes SalvavidasTras el accidente del Costa Concordia, la industria de los cruceros, representada por la Cruise Lines International Association (CLIA), ha anunciando una revisión general de los sistema de seguridad. La revisión incluirá una evaluación exhaustiva de los aspectos críticos de los factores humanos y operativos de la seguridad marítima. Una vez identificadas las mejores prácticas, serán compartidas entre los miembros de CLIA y las recomendaciones pertinentes serán compartidas con la IMO (International Maritime Organization).

Los aspectos clave de la revisión serán:

- Una revisión interna de los miembros de la CLIA de sus propios procedimientos de seguridad, respecto a la navegación, evacuación, entrenamiento sobre emergencias, asi como normativas y procedimientos relacionados.

- Asesoramiento con expertos independientes

- Identificar y compartir las mejores prácticas y normativas, asi como las posibles recomendaciones a la IMO para incorporar los cambios normativos legales apropiados para mejorar la seguridad del sector.

- Colaboración con la IMO, gobiernos y organismos regulatorios para implementar cualquier cambio normativo necesario.

Aunque la industria de cruceros tiene una destacable historia de seguridad, CLIA ha anunciado su compromiso en entender los factores que influyeron en el accidente del Costa Concordia y es proactiva en responder a todas las cuestions de seguridad marítima. La revisión anunciada permitirá hacerlo de manera significada y rápida.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Privacidad