Mayo 16, 2022

Cifras de la operativa del Allure en el Puerto de Barcelona

allureEl Allure of the Seas, el barco de cruceros más grande del mundo junto con su gemelo, el Oasis of, the Seas estará posicionado en Barcelona en 2015. Estas son las cifras astronomicas que su paso dejará en la economía española.

 

 

Barcelona será el año que viene el puerto base del crucero más grande del mundo, el Allure of the Seas, de la compañía Royal Caribbean, una nave de 361 metros de eslora y capacidad para transportar a 6.318 personas (como todos los habitantes de la localidad de Tremp). El barco, de la clase Oasis y gemelo del Oasis of the Seas (que este año también visitará la capital catalana), hará en 2015 un total de 25 salidas desde Barcelona. Será la primera vez que este crucero visita Europa, ya que de momento los dos han operado exclusivamente en el Caribe, donde tienen Fort Lauderdale como puerto base.

"La elección de Barcelona como base del Allure of the Seas durante toda la temporada de 2015 es un reto por la gran dimensión de las operativas que este barco llevará a cabo, pero también contribuye a consolidar el liderazgo europeo y mediterráneo de la capital catalana en materia de cruceros", ha manifestado el presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra.

En una rueda de prensa conjunta, la directora general de Royal Caribbean en España y Francia, Belén Wangüemert, ha destacado el gran impulso que la llegada de un barco de este tipo representa para el sector turístico y para los negocios vinculados directamente con la actividad crucerística (servicios portuarios y aprovisionamiento de todo tipo). En concreto, Belén Wangüemert, ha indicado que los 158.000 pasajeros que se prevé que pasen por el Port de Barcelona en las operaciones de turnaround del barco (inicio y final del itinerario) harán una aportación económica a la ciudad de 17,5 millones de euros.

Esta estimación –calculada en base a la última edición del estudio de Turismo de Barcelona, que fija en 113 euros la media de gasto de los cruceristas en turnaround- no es el único impacto que tendrá el Allure of the Seas en la economía local. La generación de riqueza también incluye el negocio motivado por el aprovisionamiento del barco (alimentos, carburante, agua y todo tipo de productos de consumo); servicios y tasas portuarias; el beneficio turístico de desplazar pasajeros de todo el mundo hasta Barcelona o la repercusión de imagen que tendrá para la capital catalana.

La responsable de Royal Caribbean en España ha afirmado que el Allure of the Seas destaca no sólo por su dimensión –equivalente a más de tres campos de fútbol o tres islas del Eixample- sino por su elevado grado de innovación y la extensa oferta de actividades, que incluye un parque natural con más de 12.000 plantas naturales, un anfiteatro acuático al aire libre y una playa-piscina en alta mar.

El puerto mejor equipado del Mediterráneo

Sixte Cambra ha recordado que Barcelona es el único puerto del Mediterráneo con instalaciones adecuadas para facilitar operativas de grandes dimensiones como las del Allure of the Seas, que concentrarán diariamente más de 12.000 pasajeros (6.300 de embarque y 6.300 de desembarque). Con el fin de garantizar la máxima eficiencia y agilidad de las operaciones, está previsto que dos terminales (la B y la C, gestionadas por Creuers del Port de Barcelona y situadas en el muelle Adossat) den servicio simultáneamente al barco de Royal Caribbean.

El presidente del Puerto ha destacado que el enclave catalán está preparado para acoger éstas operativas gracias a las inversiones en infraestructuras realizadas en los últimos años por el Port y por los operadores privados (valoradas en más de 100 millones de euros), pero también por la profesionalidad de la Comunidad Portuaria y todos los agentes vinculados a la industria de cruceros de la ciudad. "Las terminales internacionales de Creuers del Port de Barcelona son especialmente funcionales y se han concebido para adaptarse a las necesidades del mercado con respecto a las dimensiones y capacidad de los barcos. Por lo tanto, están perfectamente equipadas para gestionar grandes dispositivos de embarque y desembarque con un alto nivel de seguridad y eficiencia", ha aclarado Cambra.

Hay que destacar que este año el día de máxima afluencia de pasajeros será el 18 de mayo, con la llegada al Port de 31.534 turistas. El fin de semana con mayor presencia de cruceristas se dará entre los días 12 y 14 de septiembre, cuando pasarán por la infraestructura catalana más de 57.700 viajeros.

El año pasado el Puerto de Barcelona recibió a un total de 2,6 millones de pasajeros, cifra que supuso un incremento del 8% respecto a 2012, igualando el récord histórico alcanzado en 2011. Casi el 60% de los cruceristas fueron de turnaround, es decir, iniciaron y/o finalizaron su trayecto en la ciudad. Esta modalidad de pasajero es la que hace una aportación económica más elevada a la ciudad, ya que su gasto (principalmente en hoteles, restauración, tiendas y transporte) es más elevado.

Royal Caribbean y el Puerto de Barcelona

La llegada del Allure of the Seas en Barcelona está prevista para mayo de 2015, donde estará operando hasta mediados del mes de octubre. Durante este tiempo realizará un crucero corto y 22 salidas de 7 noches con itinerarios que incluirán la visita a los puertos de Palma de Mallorca, Marsella, La Spezia (Florencia-Pisa), Civitavecchia (Roma) y Nápoles. Además también hará los dos viajes transatlánticos a principio y final de temporada.

 

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Sábado, 15 Febrero 2014 15:41
Inicia sesión para enviar comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información