Agosto 08, 2022

Navieras y el Gobierno de Baleares pactan limites al turismo de cruceros en Palma

El Govern de les Illes Balears y un grupo de navieras de cruceros, han firmado el Manifiesto por la Sostenibilidad del Turismo de Cruceros en el Puerto de Palma, como el apoyo de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA).

Con una duración de cinco años, el Manifiesto busca facilitar la gestión de las escalas de barcos de cruceros en el puerto de Palma, escalonando su hora llegada y aplanando los picos de actividad. En este sentido, sentará las bases de un modelo de turismo aún más responsable y que continue generando riqueza a las generaciones venideras, abordando las necesidades específicas de Palma.

Limites a los cruceros en Palma de Mallorca

El manifiesto implica que hasta 2026 en el puerto de Palma solo podrán coincidir tres cruceros al día, y de ellos solo uno podrá ser un megacrucero con más de 5.000 pasajeros. Se ha salvaguardado la actual temporada 2022, en los que se permitirá hacer escala a cuatro barcos en determinadas fechas que suman 18 días. Otro parametro que fija el manifiesto es que la media diaria de cruceristas en una semana no debe sobrepasar los 8.500 turistas.

Con estas normas, habrá que hacer ajustes en las escalas de nueve jornadas de 2023, en los que está prevista la llegada de cuatro barcos, e incluso cinco barcos el 5 de mayo. Curiosamente, alguna jornada con cuatro cruceros, al ser dos de ellos de pequeña o mediana dimensión, implicaría la llegada de menos personas a la ciudad que alguna jornada con solo dos barcos muy grandes.

La navieras que han firmado el Memorandum de Entendimiento son Royal Caribbean Group (Royal Caribbean, Celebrity Cruises y Silversea Cruises), Costa Group (Costa y AIDA), Norwegian Cruise Line Holdings (NCL, Oceania y Regent Seven Seas), MSC Cruceros, TUI, Marella Cruises, Virgin Voyages, Carnival UK (P&O, Cunard), Holland America Group (HAL, Princess y Seabourn), y Ponant, con lo que se cubre prácticamente toda la industria, a excepción de navieras pequeñas y/o regionales con barcos pequeños o medianos, como podría ser Saga Cruises, Ambassador, Windstar, Azamara, etc.

"Masificación" por cruceros en Palma de Mallorca, los cruceristas representan el 6,8% de los turistas de la isla.

En 2019 el aeropuerto de Palma de Mallorca alcanzó un volumen de 29.718.900 pasajeros, mientras que por ferry llegaron a la isla 1.089.830 personas, y en crucero 2.220.132

De los 33.028.862 turistas que salen de la suma, los cruceristas representarían el 6,8%.

Declaraciones de los firmantes

Durante su intervención en el evento celebrado en Palma, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que esta colaboración “no hubiera sido posible sin la voluntad del sector”. Además, la presidenta ha agradecido a las navieras y a CLIA que hayan entendido las peculiaridades de las Islas y de Palma, algo fundamental para lograr el acuerdo.

Por su parte, la directora general de CLIA en Europa, Marie-Caroline Laurent, ha apuntado que “una de las señalas de identidad de la industria de cruceros es su compromiso con el turismo responsable. A través de la firma de este Memorandum con el Govern de les Illes Balears, las navieras muestran una vez más su compromiso para trabajar con los destinos en el desarrollo de un turismo aún más sostenible, beneficiando a las comunidades”.

Mientras, el director de CLIA en España, Alfredo Serrano, ha destacado la importancia del Memorandum: “la industria ha abordado el diálogo con el Govern con la mente abierta y con la voluntad de escuchar diferentes puntos de vista y de aportar soluciones concretas. El anuncio que hoy se realiza es el resultado de esta colaboración y supondrá respuestas a las necesidades específicas de Palma. Es importante porque el turismo de cruceros aporta más de 500 millones de euros a las Islas Baleares anualmente y genera más de 4.000 puestos de trabajo”.

Como parte de su compromiso con el turismo responsable, la industria también está liderando el camino hacia el desarrollo del transporte marítimo verde. Reducir la huella de carbono de sus barcos - tanto cuando están atracados como navegando- es una de las prioridades de la industria, lo que supone que las compañías estén realizando fuertes inversiones en tecnologías medioambientales avanzadas y colaborando con ciudades y puertos en este sentido. La industria avanza en su compromiso de recudir en un 40% las emisiones para 2030 y recientemente ha anunciado su compromiso de perseguir llegar a emisiones netas cero en carbono para 2050.

Valora este artículo
(1 Voto)
Inicia sesión para enviar comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información