× Foro de MSC Cruceros

Topic-icon A La Habana en el MSC Opera

7 meses 1 semana antes #1918353 por Chespir

  • Forero Junior
  • Forero Junior

  • Mensajes: 45
  • Gracias recibida: 59

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Hola Carina:
    Si has leído el último capítulo, habrás visto que la playa no es gran cosa. No conocemos las cataratas pero supongo que es una buena opción.
    Seguiré escribiendo.

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    7 meses 4 días antes #1918385 por Chespir

  • Forero Junior
  • Forero Junior

  • Mensajes: 45
  • Gracias recibida: 59

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Básicamente las excursiones que MSC tiene previstas para Gran Caiman son en la modalidad playera de playa sola, playa con delfines, playa con mantarrayas y playa con delfines y mantarrayas. Más caras cuanto más bichos tienen. Lo de nadar con delfines es algo que me gustaría hacer pero eso de tener a estos bichos encerrados en piscinas o en playas acotadas con redes para que el Flipper de turno no se pire es algo que no termina de convencerme. Si a esto añadimos los casi 100 € que cuesta la excursión, mis razones ecológicas se suman a las monetarias y terminan por decidirnos a doña Chespira y a mí. Supongo que soy ecologista en su variedad roñosa. Lo de las mantas es otra cosa porque estos bichos están en libertad y se limitan a acercarse al turista cuando se les ofrece un calamar como almuerzo. ¡Maldición! Acabo de darme cuenta de que soy muy ecologista con los delfines y muy poco con los calamares. En fin, no se puede estar en todo. De todas formas terminamos por no apuntarnos a ninguna excursión y lanzarnos a la aventura. Bajamos del Opera a eso de las nueve y la sensación de aventura dura poco porque en el mismo muelle hay puestitos que nos ofrecen excursiones similares a las del crucero solo que más baratas. En un inglés que envidiaría la mismísima Ana Botella contratamos la nuestra. Nadar con Mantarrayas en libertad. En libertad, las mantarrayas porque a nosotros y a los otros excursionistas aventureros nos dejan a cargo de un negro tamaño armario de cuatro puertas que nos lleva a ritmo de desfile de la legión, hasta un autobús de unas 20 plazas que, una vez lleno arranca y tras veinte minutos de marcha por la islita, en una carretera junto al mar con preciosas casitas unifamiliares que, en lugar de aparcamiento para el Seat Ibiza, tienen un punto de amarre con un velero monísimo, a veces dos, aparcados. Estas gentes no deben tener problemas para pagar la luz a fin de mes. Pues eso que, llegamos a destino, subimos a un barquito largo y estrecho que comienza a navegar y pasamos 45 minutos de un agradable paseo marítimo. El destino es un banco de arena, a unos doscientos metros de la isla, quizás más, que está plagado de barquitos similares al nuestro. Turistas con el agua por la barriga y niños nerviosos gritando cada vez que una manta se les acercaba. Te permiten hacerte una foto con el bicho encaramado a las costillas igual que si fuera una mantilla de doña Concha Piquer… previo pago de 20 € pa la cosa de las fotos. Los que no pagamos tendremos que buscarnos la vida para tocar el lomo de estos animalotes cada vez que pasan a nuestro lado. En las instrucciones que nos dieron a bordo, antes de bajar, nos advirtieron que la cola de los bichos es venenosa y que si la tocamos o el bicho nos pincha, terminaremos en un centro médico. Yo no soy muy aficionado a las colas en ninguna de sus múltiples variedades: Colas para el cine, colas de carpintero, colas de mantarrayas o, mucho menos, colas humanas de varón. Los bichos nadan a mi lado, les paso la mano por el costillar y dejo que sigan su camino en paz y gracia de Neptuno. Media hora de bañito y todos al barco que nos conducirá hasta otro punto donde la profundidad es mucho mayor. Unos cuatro o cinco metros. Volvemos a parar, nos dan gafas y tubo para que practiquemos cutrebuceo. El panorama que vemos es espectacular: Peces de colores, mantarrayas por el fondo nadando con elegancia libres de turistas y una jovencita francesa que viste, es un decir, un minúsculo bikini azul. Dejo los peces, dejo las mantarrayas y dedico mi atención a nadar detrás de la del bikini. Otra media hora de bañito, subida al barco y vuelta al Opera. Llegamos sin problemas de tiempo y, en esta ocasión, nadie está a punto de quedarse en tierra. Por la tarde, comida tipo fast food en la cubierta 11, bañito, daiquiri, enésimo paseo por las tienditas de la cubierta 6 y pasamos de espectáculo. Se me olvidaba: Esa misma tarde nos joden la siesta porque a las cinco está prevista una reunión informativa para el tema de fin de viaje en la Habana. Los pingüinos han decidido abandonar el barco por culpa de las bajas temperaturas en el interior y lo último que supimos de ellos es que estaban viendo a las mantarrayas. Lo que yo os digo: Esos bichos son muy listos. Nuestro siguiente puerto es Cozumel y tenemos contratada una excursión para visitar las ruinas mayas de Tulum pero eso será en mi próximo post.

    El siguiente usuario dijo gracias: Carina_

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    7 meses 2 días antes #1918411 por Chespir

  • Forero Junior
  • Forero Junior

  • Mensajes: 45
  • Gracias recibida: 59

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Imagínense ustedes el panorama. Regreso al futuro. Estamos en el año 3018 realizando un crucero en algún platillo navegante último modelo de la época. Una de las escalas es en las ruinas de Benidorm. Esta ciudad, a mediados del siglo XXI era una gran urbe junto al mar que, por motivos desconocidos, quizás un cambio repentino del clima, quizás una guerra cruel con sus vecinos de Torrevieja, fue abandonada. La selva pronto invadió lo que antes eran calles, sus imponentes hoteles, las playas de poniente y levante, los chiringuitos, las tumbonas y sombrillas arrastradas por el viento hoy son refugio de cabras, lagartijas y gatos. Una frondosa vegetación compuesta de buganvillas, geranios, potos, aligustres, jaras, palmeras, pinos piñoneros y de los otros, han ocultado durante los últimos siglos los restos de la antigua civilización hasta que un día, el zoólogo, botánico y explorador Chespiretro de Carabanchelis, encuentra en una de sus exploraciones todo lo anterior. Las buganvillas son retiradas, los geranios podados y los aligustres desarraigados para conseguir caminos que permitan visitar a los turistas de nuestro supuesto platillo-navegante la antigua urbe. Pues más o menos eso fue lo que pasó con Tulum. Una ciudad maya junto a una pequeña playita caribeña que fue abandonada por sus habitantes para ser descubierta siglos después. Sustituya usted cabras y lagartijas por iguanas y macacos. Buganvillas por orquídeas y turistas alemanes en bermudas y chancletas por indios con la cara pintada y la cabeza llena de plumas para hacerse una idea de lo que nosotros pudimos ver el penúltimo ¡ay! Día de viaje. El MSC Opera nos llevó desde Gran Caimán hasta Cozumel que es una islita turística muy popular entre los millonetis chicanos. Como siempre, doña Chespira y yo examinamos las opciones excursionísticas que nos fueron ofrecidas. Como siempre, la posibilidad playera estaba presente y nadar con los delfines también. Pero llegar hasta aquí para tomar el sol en una playita nos pareció, cuanto menos, poco práctico y tampoco estábamos por la labor de andar tocando los cojones a los delfines. Así pues, la opción de Benidorm digoooo…. Tulum, nos pareció la más adecuada. Desde el barco, a eso de las 8 de la mañana, nos bajaron hasta un ferry que, una vez lleno, y pegando botes entre las olas, tras sesenta minutos de navegación nos llevó hasta la península del Yucatán. Como habíamos madrugado, cosa habitual por otra parte, aproveché el cabeceo náutico para echar una cabezadita. Una vez en tierra firme, como siempre, fila de a dos, cabeza variación izquierda ¡Ar! Todos a desfilar hacia el bus que teníamos asignado. Durante los diez minutos de camino un enjambre de vendedores nos ofrecían agua, sombreros, abanicos modalidad pay-pay, y chuches variadas. Una vez en nuestro autobús, fuimos aprovisionados de una bolsita que contenía, salvo error u omisión, dos bricks de zumo tipo don Simón, una servilleta, banano XXL, paquetito chicles y bimbollo relleno de york y queso envuelto en celofán. Si los del MSC se piensan que me he venido hasta México para tomar, como todo papeo, una merienda que haría felices a un grupo de niños de 10 años, están listos. El bus que se pone en marcha y el guía que se pone a contarnos lo que yo les he contado antes sobre Benidorm con la diferencia de que yo no les estoy intentando vender un precioso amuleto maya en sus tres modalidades: Plástico, plata y oro, con sus nombres grabados en caracteres aborígenes. Serían las once y media cuando nos detuvimos. Antes de bajar, al loro de cual era nuestro autobús porque a las tres y media de la tarde volveríamos al MSC. Paso por los mingitorios y paseíto entre tiendas en plan gitana bailarina para colocar sobre el televisor, torito de miura o sombrero cordobés de cartón piedra forrado en fieltro adhesivo pero, como ustedes comprenderán todo en plan aztecaque viene a ser, como si dijéramos, sombreros mariachis, calacas (calaveras) y ponchos de franela multicolor. Todo muy bonito allá pero cuénteme usted para que quiere un sombrero del diámetro de una rueda de tractor, una vez que llegue a Madrid, Sevilla o Monforte de Lemos. Total que tampoco compramos nada. Un paseo de veinte minutos detrás de nuestro guía nos llevó hasta las ruinas de la ciudad. No les voy a aburrir explicándoles ésta por varias razones: La primera es que el capítulo sería demasiado largo. La segunda es que así no hago un spoiler si, por una de esas cosas del turismo de cruceros ustedes se animan a visitar la ciudad y, la tercera es que tampoco me acuerdo demasiado de lo que nos dijo. Si tienen curiosidad, lo buscan en Google. A la una y media, tiempo libre para bajar a la playita y…. ¡sorpresa! ¿Se acuerdan ustedes del aborigen negro que nos abroncaba cada vez que queríamos respirar más fuerte de lo normal en la playa de Jamaica? Pues el mismo ciudadano solo que desteñido al blanco, con el mismo pito y la misma mala madre, estaba allí sentado, dándonos la barrila cada vez que hacíamos algo que al tipejo, así le revienten las tripas, no le gustaba lo que estábamos haciendo. El capullo del tío bien se podría preocupar de que los bañistas no tuviéramos que estar con un ojo en la mar océana y el otro en la bolsa con el dinero y el móvil, para evitar que nos lo levantasen. Varios carteles avisaban de que al loro, a la iguana en este caso, con las bolsas si no queríamos perderlas. Eso sí. El joputa del pito preocupado por si me alejaba de la orilla más de lo previsto. Alguien tendría que haberle dicho que me da mucho más miedo un malencarado del cártel de Sinaloa con palillo entre los dientes y pistolón en la sobaquera, que un par de metros o tres de agua, debajo de mí. El bañito fue corto y, vuelta para el bus. Eso sí, con tiempo suficiente como para tomarnos unos nachos de chilapotle relleno de chanchulín rojo y jitomate xalapeño acompañados de un par de margaritas, en mi caso, y cervecita Pacífico en el de doña Chespira. Le den por saco al picnic de la excursión. Ya en el barco nos encontramos con Alicia y Rafa, nuestros compañeros de mesa. Ellos han preferido lanzarse a la aventura, tomar un taxi en el puerto de cruceros e irse hasta una playita privada, con vigilancia, tumbonas, canoas y diversiones acuáticas surtidas. Lo de Benidorm digoooo… Tulum, está bien, muy bien pero no tengo yo claro que merezca la pena 5 horas de marcha para una visita de poco más de dos horas. Esa noche, en el barco, hay novedad. A eso de las doce, subimos a la última cubierta y nos dan una charla sobre astronomía. Con un láser apuntan hacia Sirio, después nos enseñan la constelación de sagitario, quizás fuera géminis, y nos hablan de la eclíptica y de cosas astronómicas muy interesantes sobre la expansión del universo, el Big bang y la radiación de fondo de microondas que no les voy a explicar porque ustedes son unos zotes y, total, no se iban a enterar de na. Baste que les diga que el universo es grande de cojones y que hay más estrellas que granos de arena en todas las playas del mundo Y conste que esto no lo digo yo. Lo dicen los libros, los astrónomos y los porteros de discoteca. Mañana, a eso de la una de la tarde volveremos a tocar puerto en la Habana. Hay que joderse, lo rápido que pasan las cosas cuando uno las disfruta. Último día en el próximo, y también último capítulo.

    El siguiente usuario dijo gracias: lumarji, Carina_

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    4 meses 1 semana antes #1919594 por lumarji

  • Recien llegado
  • Recien llegado

  • Mensajes: 1
  • Gracias recibida:

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Hola, excelente narrativa, bastante entretenida y amena, lo felicito enormemente.. disfrute leyendo su relato ademas de que le agradezco la informacion.. saludos desde Mexico..

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    4 meses 1 semana antes #1919630 por Chespir

  • Forero Junior
  • Forero Junior

  • Mensajes: 45
  • Gracias recibida: 59

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Muchas gracias, amigo. Siempre que escribo en este foro trato de contar cosas útiles con un relato entretenido. Para ti veo que lo he conseguido y esto es a lo único que aspiro. Tienes otros relatos míos en este mismo foro que te animo a leer con la esperanza de no defraudarte.
    Un cordial saludo

    El siguiente usuario dijo gracias: lumarji

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    4 meses 1 semana antes #1919631 por Carina_

  • Recien llegado
  • Recien llegado

  • Mensajes: 14
  • Gracias recibida: 6

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Hola Chespir,
    Muchas gracias regalarnos tus cuentos sobre los días de crucero, me fueron muy útiles, fuimos en julio y pasamos divino. Te quería avisar, para que no te preocuparas, los pingüinos están bárbaro, siguen por el caribe, ahora en el MSC Armonía, pero se acordaban de ti y de tu señora y les mandaron saludos, los vi bastante seguido en los pasillos y en el camarote!! (Cómo me acordaba de ti y los veía... lo juro!!)
    Saludos
    Carina desde Uruguay

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    4 meses 1 semana antes #1919635 por Chespir

  • Forero Junior
  • Forero Junior

  • Mensajes: 45
  • Gracias recibida: 59

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Yo recuerdo con nostalgia a los pingüinitos. Si les hubieras dicho que eres amiga mía os habrían invitado a una copa en alguno de los bares del barco. Son unos pingüinos muy generosos. Gracias por tu post.

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    4 meses 1 semana antes #1919640 por eduard58

  • Forero Habitual
  • Forero Habitual

  • Mensajes: 133
  • Gracias recibida: 26

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Muy buenas!!!!

    No me había dado cuenta de este hilo don Chespir y en cuanto lo he visto, acordándome de los relatos anteriores, no he dudado en leerlo.
    Muchas gracias por hacerme pasar un rato muy entretenido.

    Saludos y hasta la próxima........no tarde usted mucho.

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    4 meses 1 semana antes #1919688 por Chespir

  • Forero Junior
  • Forero Junior

  • Mensajes: 45
  • Gracias recibida: 59

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • Muy mal Eduard. Ya te habíamos puesto falta. De momento no hay cruceros previstos quizás en diciembre. De todas formas estoy buscando un relato sobre el tema que escribí hace algunos años si lo encuentro prometo publicarlo. Saludos y gracias

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    4 meses 1 semana antes #1919697 por Chespir

  • Forero Junior
  • Forero Junior

  • Mensajes: 45
  • Gracias recibida: 59

  • Género: Desconocido
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • El relato que acabo de colgar en este mismo foro dentro de la sección "Historias de cruceros" no era el que buscaba pero de todas formas supongo que pasareis un rato agradable con la lectura. Se titula "Cavilaciones y vicisitudes de un aspirante a Robinson". Tiene diez años de antigüedad pero "Cien años de soledad" es más viejo y todo el mundo dice que es muy bueno. Ahí lo dejo.

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    Tiempo de carga de la página: 0.344 segundos
    © InfoCruceros 2018
    La mayor web de cruceros en español. Noticias y opiniones de cruceros, foros y red social

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

      I accept cookies from this site.
    EU Cookie Directive Module Information