Topic-icon SANTORINI

1 semana 1 día antes #1919946 por juan calleja

  • Miembro Platino
  • Miembro Platino
  • None

  • Mensajes: 1111
  • Gracias recibida: 144

  • Género: Hombre
  • Fecha de Nacimiento: Desconocido
  • SANTORINI, UNA RATONERA SI LLEGAS EN BARCO DE CRUCERO
    El problema
    Únicos accesos para salvar los más de 200 m. de acantilado entre el puerto y la ciudad: andando (600 escaleras); en burro; o en cablecar (este artilugio consta de 6 cabinas con una capacidad de 6 pasajeros por cabina. Cada viaje transporta 36 pasajeros). Duración del trayecto 2 minutos. Añadir algunos más para la evacuación y entrada de pasajeros.
    Concentración de barcos de crucero: Desembarco de más de 10.000 personas en un reducido número de horas para visitar los dos pequeños pueblos de la isla. Hay pocas alternativas para diluir a la gente por otros lugares..
    MI EXPERIENCIA
    En junio de 2015 tuve la suerte de visitar Santorini aprovechando una escala de Crucero en el barco Zuiderdam de Holland America.
    Viajaba con mi marido y habíamos pensado recorrer la isla en moto. El olvido en el barco del carnet de identidad nos obligó a cambiar de planes puesto que volver al barco suponía perder tiempo y pagar el funicular (6€ por trayecto).
    Nos conformamos a recorrer Fira y Oia, las dos ciudades estrella y a contemplar el paisaje durante el trayecto entre ambas en un autobús público. Primero Oia y, al volver Fira. Todo fue fenomenal.
    Tras nuestro paseo por Fira, mi marido volvió al puerto en el funicular y yo decidí bajar dando un paseo, los 600 escalones (rampa-escalera) que hay que salvar para alcanzar el puerto, al fondo del acantilado donde atracan los barcos.
    Septiembre 2018:
    Esta vez llego a Santorini con mi madre. Una vez más es una escala crucero. Compañía MSC, un barco no muy grande, unos 2500 pasajeros. No nos dan demasiado tiempo para la visita. Quieren llegar a Mikonos a las 20h. Pienso visitar únicamente Fira: subir en el Cablecar, pasear y bajar. Visita tranquila.
    Al llegar al puerto vemos atracados al menos otros tres cruceros. También veo que existe la posibilidad de un bonito plan. Por el módico precio de 15€ recorríamos por mar la distancia entre Fira y Oia,. Allí esperaban unos autobuses para subir al pueblo y, tras la visita, nos trasladaban a Fira en autobús para poder visitarla y luego cada uno bajaba al puerto como quisiera, eligiendo entre las tres únicas opciones existentes: andando, burro o cablecar.
    Un plan perfecto. La primera parte fue todo genial. El primer problema fue que los autobuses que llevaban a Fira salían cada hora, no circulaban de continuo. La organización de la cola para respetar el turno de llegada para volver era pésima. La suma de los pasajeros de tanto barco formaba una aglomeración nerviosa que transformaba el ambiente en un “sálvese quien pueda”.
    Finalmente pudimos entrar en un bus y llegar a Fira. No teníamos tiempo para visitarla. Pero lo peor era que la cola del teleférico para bajar al puerto era interminable. Había gente esperando más de una hora.
    Una vez en el barco nadie estaba satisfecho. Más bien había un cabreo de aupa.
    Los que habían contratado la excursión en la naviera se sentían estafados. En este caso no se les respetaba el privilegio de no ser abandonados en tierra en caso de no llegar a la hora. La excursión se reduce a llevarles a Oia en barco, subirles al pueblo en bus, darles tiempo libre para recorrer el pueblo y devolverles en autobús a Fira donde daban por finalizada la excursión. Allí les despiden y les facilitan el billete para el cablecar. También en la presentación de las excursiones que te dejan en el camarote, se advierte que puede haber cola para el cablecar y que se prevea esa circunstancia. Es un escudo contra las reclamaciones. Supongo que el resto de navieras obrará de manera similar.
    Lo mismo ocurría con las agencias independientes que ofrecen excursiones para cruceristas.
    Y lo mismo ocurría con los que habíamos ido a nuestro aire. En nuestro caso hay que añadir el estrés que traíamos del desastre de organización del autobús en Oia.
    La gente más o menos joven y ágil se lanzó a bajar los 600 escalones con un sol de justicia que llevaban soportando desde hacía rato en la cola para el funicular. Bajaban deprisa, mirando el reloj, esquivando los burros que subían y bajaban y sus boñigas que iban sembrando el camino. Hubo quien se cayó y fue evacuado en burro y también algunas lipotimias. El resto, llegó sofocado y muy nervioso temiendo no llegar a tiempo para embarcar.
    Esta opción no era válida para nosotras. Llevaba del brazo a mi madre y a sus 83 años; ni para las familias que acarreaban niños pequeños con sus silletas.
    En la misma situación se vieron aquellos que decidieron visitar únicamente Fira subiendo en el funicular. Al querer bajar quedaron atrapados en la ratonera.
    ¡No quiero pensar lo que habrá sido el verano: más turistas, más calor...!
    Un par de familias, quizá más, no sufrieron estos sinsabores:
    Los primeros un matrimonio con dos adolescentes venecianos que habían planeado subir en burro hasta Fira y bajar andando para disfrutar el resto del tiempo en el ambiente del propio puerto.
    Los otros, una pareja de argentinos, contrataron una excursión en la naviera: les llevaban en barco a un puerto alternativo y, en bus, les acercaban a Fira. Daban un paseo por la ciudad y luego iban a Oia, tambén en autobús y, desde allí, los devolvían al puerto por mar.
    ¿Soluciones?
    Es difícil. El cuello de botella está en salvar el acantilado que, a su vez, es lo que confiere ese paisaje tan singular.
    Mientras tanto, podían ordenar las colas tanto las de los autobuses como las de el cablecar. Incluso regular las colas en función del horario de salida de los barcos atracados.
    Asimismo, regular el número de barcos que atracan por día.
    Alternar las excusiones. Por ejemplo la nuestra hacerla en sentido inverso. En lugar de visitar primero Oia, se visitaría Fira empezando subiendo en el cablecar. Tras el paseo, se tomaría el autobús a Oia. Y, para regresar, se bajaría en bus al para alcanzar el puerto de Fira en barco. De esta manera se repartirían los visitantes en dos bucles evitando que todos coincidieran en el mismo sitio.
    Otra opción sería ir y volver en barco entre las dos ciudades y no visitar Fira.
    Otra opción de conocer Santorini es llegar en avión y recorrer la isla en coche o en autobús. Podrás moverte tranquilo. Lo único, no verás el puerto de Fira a no ser que llegues y salgas en barco. O, si estás allí alojado, utilices el cablecar cuando las hordas de turistas hayan zarpado.

    Pilar Zavala Aizpurua. Septiembre 2018


    Oceanic (2004), Crucero por el Nilo (2006), NCL Jewel (2009), NCL Jade (2010), Celebrity Century (2010), Mariner of the Seas (2011), Brilliance of the seas (2012), Zuiderdam (2015). Costa Fortuna (2016).

    Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

    Tiempo de carga de la página: 0.298 segundos
    © InfoCruceros 2018
    La mayor web de cruceros en español. Noticias y opiniones de cruceros, foros y red social

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

      I accept cookies from this site.
    EU Cookie Directive Module Information