Mayo 17, 2022

Índice del artículo

Descubriendo Croacia en L'Austral

Popular
K
 
0.0
 
0.0 (0)

portada400Cuando la naviera francesa premium Compagnie du Ponant decide dar un salto construyendo un “yate” más grande para ofrecer más alternativas, sus pasajeros habituales ponen el grito en el cielo porque pensaban que sería un “mini barco de crucero”, y se perdería individualización.

 

 

 

Sin embarco cuando se presenta el primer barco de la serie, Le Boreal, medio mundo queda maravillado. La compañía enfatizaba que simplemente se pretendía fusionar a sus dos barcos favoritos: el yate Le Levant, de donde toma las líneas futuristas, y el tamaño más grande de su barco más senior el Le Diamant. El éxito fue inmediato, y hace unas semanas salía su gemelo L´Austral.

EL BARCO:

Cuando contemplamos las 10.700 toneladas del L´Austral, y su línea rabiosamente moderna, no podemos dejar de enamorarnos de este bello navío, con su casco gris, sus lineas depuradas, y su aspecto muy actual. Anclado en la terminal de San Basilio, el atraque más selecto de la ciudad véneta, huye de la atestada Stazione Maritima. Solamente 264 pasajeros entramos como una exalación y somos recibidos individualmente por el Capitán Marchesseau, y, tras una copa de bienvenida, contemplamos el barco. Debemos olvidar toda idea de catetismo naval que últimamente impera en el sector generalista. Moderno, minimalista, pero cálido a la vez, y totalmente rompedor. Si su gemelo L´Boreal tenía una mezcla de tonos oscuros, ceniza, con toques burdeos, el L´Austral en lo único que varía, es la sustitución de los rojos, por tonos color caramelo, que lo hacen más discreto, y hasta refinado, con el ambiente de un gran yate privado. Y nadie mejor que uno de los genios de la decoración naval Jean Phillipe Nuel, para crear unos interiores tan elegantes, en donde impera lo de “poco es mucho”. El hall sigue teniendo la decoración de gotas de cristal cayendo desde el nivel superior, sobre un asiento circular de cuero. Amplísima zona de entrada, que da acceso a camarotes hacia proa, y la tienda hacia popa con su salón principal en donde dominan los tonos monocromáticos y diáfanos, lo que resulta simple y sereno. Sigue maravillándome la zona exterior adyacente, con su zona con asientos tipo “club de resort selecto”. En suelos y paredes nada de llamativos objetos decorativos, sino paneles de color ceniza, y suelos color visón, lo que da un aspecto de continuidad cromática.

  barco2_300x225 barco3_300x225  barco4_300x225

La cubierta superior, además de los camarotes, de los que hablaremos más adelante, dispone de un gran teatro en rojos y negros, muy amplio e inédito para un barco tan pequeño, y que nos permite disponer de un programa de animación bastante bueno, a pesar de las limitaciones que tiene viajar en un barco “yacht style”. En las dos cubiertas superiores, además de camarotes, nos encontramos con dos novedades en un barco de este porte, que es un Club Infantil, además de la tienda de fotografías en donde por primera vez podemos elegir nuestras fotos más preciadas, a través de dos enormes pantallas de Apple, y un SPA con productos de Sothy´s, al igual que un gimnasio, con maquinas de Kinesia. Aunque resulta especialmente pequeño para las actividades dirigidas, que se suelen limitar a clases de stretching y fitness a primera hora de la mañana.

barco5_300x225 barco6_300x225 barco7_300x225
Finalmente tendríamos que hacer referencia a la penúltima cubierta, que encuentro con algunas partes susceptibles de ser mejoradas, y con un diseño ciertamente peculiar. La piscina de popa, no es demasiado grande, pero si resulta suficiente. Sin embarco, y a pesar del refinamiento de las hamacas de piscinas, resultan insuficientes, y sin ninguna sombrilla para evitar los embites del sol. Además, hay una desconexión con el resto de la cubierta exterior, en el centro del barco, que se usa para almacenar las zodiacs, disponibles para disfrutar en la Antárdida, ya que el barco ha sido especialmente construido para navegar en aquellos entornos. En el medio de las zodiacs, hay más hamacas pero muy alejadas, y hasta desconectadas de la piscina, por lo que hay que cruzar pasillos internos, y hasta subir y bajar escaleras. Dos puntos adicionales, uno es el salón panorámico de proa, con su biblioteca adyacente, como el lugar perfecto para una velada de piano, leer o tomar un cocktails con amigos. Otro es el buffet, con una zona exterior de mesas pegadas a la piscina. Es un lugar muy agradable a pesar de que las mesas están excesivamente juntas. El contraste lo ofrece el Gran Restaurante Gastronómico en la cubierta 2, en donde todo es blanco, hasta las rosas de las mesas. Puede parecer monótono, pero resulta especialmente relajante y tranquilo. De arriba abajo un barco único. Algo de pura sangre, y listo para el placer de la navegación.

barco8_300x225 barco9_300x225 barco11_300x225


CAMAROTES

Como buena naviera premium, y yo diría premium plus en el caso de Compagnie du Ponant, el 100% de los camarotes son exteriores, y 97% de ellos con un amplísimo balcón. 132 camarotes, milimetricamente iguales, salvo tres suites, y una owner suite, y que van desde los casi 19 m2, lo que en un barco pequeño resultan unas dimensiones muy generosas, a los 37 m2. En total, alojan a 264 pasajeros. Destacamos que 40 cabinas son comunicantes, y pueden formar 20 suites adicionales. La decoración diseñada por un estudio milanés es sencillamente impactante. No por la enorme cama, lencería de primeras marcas, o por los artículos de baño L´Occitane. Tampoco por su agua gratuita, o albornoces o zapatillas. Lo llamativo son los volúmenes, decoraciones, colores y sobre todo el mobiliario de “diseño”. Aplicaciones de cuero blanco, grandes espejos, paneles madera de tonos grises, hasta convertirlos en refugios llamativos, y muy relajantes. Los baños son espectaculares, y no solo por su materiales nobles como el mármol, azulejos de élite o por una cabina de ducha inmesa, sino por el panel de cristal que permite ducharnos contemplando el mar y que entre la luz natural en él. La pantalla plana de la pared es impresionante.

camarote1_300x225 camarote2_300x225 camarote3_300x225

LA RUTA

Croacia es el destino perfecto para explorar una ruta todavía virgen, y probar la placidez de la compañía que se ha convertido en un estrella creciente en el segmento premium, con guiños al segmento del lujo. Croacia es una equilibrada mezcla de naturaleza y monumentalidad, en unos atraques que suelen estar alejados de las rutas de las grandes naves de cruceros, que por desgracia degradan el Mediterráneo hasta límites insospechados. Tras un agitado vuelo a la ciudad veneta, con entrada en tormenta incluida, y cafés demarrados, aterrizamos en una ciudad gris climatológicamente hablando. El Austral atraca en San Basilio, la terminal pija por naturaleza, y solo destinada de las naves exclusivas. Compartimos el lugar con el SeaDream II, otro de mis viejos amigos. Tras visitar, como de si un ritual se tratara mis lugares, que pasan por una Bellini en el Harry´s, un aperitivo con Spritz, alguna compra de Pelleteria Tradicionale, de dibujos venecianos grabados a fuego en piel, o simplemente callejear por canales y canales, refrescado con los omnipresentes helados, zarpamos para Sibenik, que a pesar de su interesante casco histórico, es la puerta de entrada de uno de los parques naturales más prodigiosos del Adriatico que e Krka, y su red cascadas y lagos naturales, que lo convierten en una joya.

escala1_300x225 escala2_300x225 escala3_300x225
Algo muy característico de las naves premium y en las de lujo, es el dormir alguna noche en destino, o por lo menos salir a ultima hora de la noche para disfrutar de la idiosincrasia local. El barco se mueve, y tenemos que embarcar en la vecina Split, la segunda urbe de Croacia, y una de las más animadas de la costa, en un pleno verano Croata. Cientos de veraneantes del propio país inundan su paseo marítimo, lleno de terrazas, heladerías y locales de moda. Una ciudad que ha fusionado de forma genial el antiguo palacio de Diocleciano, en el centro de la ciudad. Una urbe que respira historia, entre sus callejones. Compagnie du Ponant tiene detalles plus como organizar una excursión con solo tres personas como a la Galería del famoso artista croata Ivan Mestrovic, o a las ruínas de salona. No hay mejor marcha que la de Split, con los locales más cool en su casco histórico romano-medieval. Korkula parace sacada de un cuento. Una ciudad amurallada, construida en lo alto de una promontorio, esconde un patrimonio ingente de iglesias, palacios, en la típica arquitectura veneciana. Cerca la compañía, nos ofreció hacer un poco de kayak en el parque Natura, uno de los más famosos del país, plagado de encantadoras calas, islas, y bahías. Dubrovnik es el punto fuerte del crucero, pero por supuesto, ha sucumbido a la masificación de decenas de naves, que arrojan miles de turistas en una ciudad amurallada, patrimonio de la humanidad, que no tiene capacidad para seguir alojando el aporte del turismo descontrolado.

escala4_300x225 escala5_300x225 escala6_300x225

Por fortuna, nuestro capitán piensa, para ofrecer lo mejor a sus pasajeros, y además de atracar en tender entre la isla de Lokrum, y la ciudad, cambiar el orden una de las escalas, para evitar los 9 barcos que estaban atracados ese día. También dormiríamos en la ciudad, y de noche Dubrovnik adopta otra faceta más peculiar, y tranquila. No se conoce una urbe, hasta que no la visitas bajo la tenue luz de la iluminación nocturna. Por supuesto, como naviera premium, los tenders no esperan a que se llenen como una generalista, sino que salen de forma muy frecuente. La isla de Lokrum puede ser una alternativa natural perfecta para gente que quiere escapar del bullicio infernal de la joya monumental de la Dalmacia Croata. Hvar es otra isla, considerada como un paraíso para la gente que busca lugares más plácidos. Una costa recortada bellísima, y una ciudad monumental muy coqueta, y aunque muy activa, con una placidez hasta pueblerina. Me sorprendió la habilidad de la compañía para ofertar excursiones inéditas. En este caso, una visita en 4X4 de los interiores de la isla, con visita a pueblos fantasmas, mientras que degustamos productos gastronómicos. La estrella del viaje es la Bahía de Kotor, quizás el fiordo más hermoso del sur de Europa. Afortunadamente blindado para las grandes naves, se entra a través de un desfiladero muy angosto hasta la pequeña ciudad monumental, en uno de los espectáculos naturales más destacados del mundo, y un portento de la naturaleza. Las vistas desde lo alto, al igual que una incursión a lo más histórico, y tìpico de Montenegro, convierten a esta escala en una auténtica aventura.

escala7_300x225 escala8_300x225 escala9_300x225

Terminamos en Zadar y Rab. Zadar, además su privilegiada localización en una península, fue la ciudad mártir no solo en la Segunda Guerra Mundial, sino en la guerra civil. A pesar de la devastación es una escala perfecta, no solo para disfrutar de una ciudad sin adulterar turísticamente, sino también para disfrutar de edificios como su catedral estilo pisana, las murallas, o algún silencioso cajellón medieval, que contrasta con la nueva arquitectura de la nueva Croacia. Rab es un lugar recóndito, en la costa Dálmata, totalmente inédito para la mayoría del turismo internacional, pero famosa no solo por tu tipismo, o por las cuatro torres que despuntan desde las murallas marítimas, sino por ser la sede de uno de los festivales medievales más destacados del país. Venecia sigue siendo un lugar perfecto para terminar un crucero, y no me refiero solo a la entrada espectacular a lo largo del Canal de la Giudecca, sino también porque no importa las veces que la hayas visitado, ya que siempre encuentras alguna esquina recóndita, alejada de las mareas humanas, como San Giovanne y Paolo, o el taller de Gondolas detrás de San Basilio. Sin duda, una ruta inédita, y muy completa para descansar y sobre todo dejarse mimar por el buen hacer de una compañía como esta.

escala10_300x225 escala11_300x225 escala12_300x225


 

LA COMIDA

En todas las navieras se suele comer bien, pero en Compagnie du Ponant, como buena compañía francesa, llega a nivel de arte. Cierto que no todo es perfecto, y en algunos platos del buffet, son mejoreables, pero alcanza casi la perfección en el restaurante principal. Platos sofisticados, pero naturales a la vez, consomés increíblemente sabrosos, y los aperitivos sorprendentes y a la vez suculentos, por supuesto con cuberterías, cristal, loza y servicio impecable. Los postres, siguen siendo orgásmicos, sobre todo en lo concerniente al chocolate, que es el ingrediente más socorrido. Los vinos en esta compañía están incluidos, a la hora de la comida. Aparte de un desayuno perfecto servido en el camarote, se sirve en el restaurante gastronómico, y el buffet ,dominando muy buena bollería, café italiano, y todo huevos, bacon, salchichas, amplia selección de cereales, y fruta increíblemente fresca. La comida suele ser “al fresco”, y tiene tres estaciones de servicio. Pocas variedades pero selectas. Ensaladas, platos calientes, postres, y alternativamente parrilla de pescado-marisco o carne en la piscina. No faltan las tablas de quesos, sopas, postres franceses como mousse au chocolat, tarte tattin, o Iles Flotant. El té de la tarde se sirve en el salón principal. El buffet se convierte en el restaurante alternativo Le Rodrigues, en donde hay que pedir cita previa, y es especialmente decorado con manteles hermosos, velas, y ambiente delicioso sobre todo en el exterior.

comida1_300x225 comida2_300x225 comida3_300x225

ANIMACIÓN Y EXPERIENCIA

No podemos esperar una experiencia comparable a un gran barco de crucero, ni falta que hace. Nada de rituales “chonis”. Hay dos exquisitos cocktails del capitán en la zona de piscina, muy íntimos. Además nos encontramos con una experiencia tranquila, y pausada, en donde tenemos una tripulación de 140 personas encargadas de hacer nuestra estancia a bordo, algo memorable. Hay política de puertas abiertas en el puente;o sea podemos acceder a voluntad a charlar con la tripulación y todos y cada uno de los miembros del L´Austral ofrecen un servicio sencillamente perfecto, en donde hay una enorme cantidad de ellos que hablan español. Hay siempre un espectáculo nocturno sorprendentemente bien elaborado, yendo desde la revista tradicional de vedettes a la francesa, pasando por musicales al estilo Broadway, una pianista virtuosísima, y en el salón principal se organizan fiestas, bailes selectos, animados pero siempre huyendo de lo ramplón y vulgar.

entretenimiemto3_300x225 entretenimiento1_300x225 entretenimiento2_300x225

IDEAL PARA

Pasajeros con clase, y activos, que buscan un barco de lujo, sin resultar apolillado, como algunas navieras más caras. Es especialmente recomendado para pasajeros que buscan barcos pequeños, un servicio impecable, exquisita cocina a la francesa, similar a la que encontrarías en un refinado yate de unos amigos, y ambiente casual en el vestuario. La franja de precios es racional dentro de su segmento, y es especialmente recomendable a pasajeros que viajen solos, porque parten de suplementos de solo el 30%. El pasaje es netamente francés, con un 35% de otras nacionalidades destacando anglosajones, y sudamericanos sobre todo argentinos, brasileiros y mejicanos, al igual que diversas nacionalidades de europeos. Es la compañía perfecta para quien busque calidad, sin tener que sufrir las elevadísimas tarifas de las navieras de ultra-lujo. Sobre todo amantes de la estética, el glamour fránces, y los pequeños detalles, que hacen al producto de los más elegantes que hay en el mercado.

RUTAS

Lo bueno de la compañía francesa, es que toca todos los mares, con barcos adecuados para todos los gustos. Desde los gemelos y novísimos L´Austral y L´Boreal, pasando por el coqueto yate Le Levant, el velero Le Ponant, o el clásico barco Le Diamant. Una mezcla de rutas tradicionales e inusualmente inéditas, que nos harán recorrer los puertos más destacados del mundo. Polinesia, Asia, Europa, el Indico o Sudamérica, aparte del Caribe, y un mercado en el que están especialmente preparados que es Antártica, y sus exploraciones polares: el punto fuerte de la compañía. Puertos refinados del Mediterráneo como Portoferraio o Bonifacio y en donde no hay usualmente otros barcos de cruceros, o tal vez Groenlandia, Maldivas, o el Sur de la India. Todo un universo de sugerente propuestas, hacen a la compañía a lo más parecido a una experiencia crucerística casi perfecta.

Opiniones de los usuarios

No hay opiniones para este listado.
Para escribir una opinión debes registrate o el sitio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información