Napoles

Napoles, la gran urbe del sur de Italia, con el Dios volcán Vesubio de guardián supremo, es un deliciosa mezcla de elementos italianismos, gloria y miseria, y sobre todo intensidad. Aunque la primera imagen no sea del todo positiva, es una urbe que late con intensidad, y nos ofrece estampas auténticas. Olvide escenas de horror. Napoles no es más peligrosa que otra gran ciudad.

1) Donde atraca:

La Estación Marítima, se encuentra situado en pleno centro de la ciudad, a unos 500 metros del corazón de la ciudad. Una preciosa terminal de la epoca de Mussolini, justo enfrente del Castell Nuovo. Puede que atraquemos un poco más allá, pero habitualmente no necesitaremos transporte al centro. Hay que cruzar una atestada calle de coches, caminar dejando a la izquierda el castillo, y llegaremos a la Piazza Plebiscito. Aunque es una ciudad plenamente segura, hay que tener algunas precauciones como llevar el bolso pegado a la pared, o tener cuidado de los carteristas que acechan en cada esquina. Cuidado especial al cruzar las calles, y no esperar que alguien pare para que pasemos. Los pasos de zebra están de adorno.  

2) Que ver:

Tanto si queremos quedarnos en la ciudad, como acercarnos a otros puntos más alejados, en el exterior de la Estación Marítima, encontraremos un conjunto agobiante de taxistas pugnando por llevarnos a algun lado. Aunque son ciertamente agresivos, en su forma de aproximarse a sus clientes, ármese de paciencia y pacte precios si queremos alquilarlos para unas horas. Cuando la cantidad se nos antoje excesiva, suele funcionar pactar con el taxista del lado.

-CIUDAD DE NAPOLES: Hay una serie de puntos básicos a los que podremos llegar caminando, aunque la ayuda de un taxi sería indispensable para napolesalgunos puntos más alejados. Caminando desde el puerto encontraremos el Castell Nuovo, la decimononica Galería Umberto I, a semejanza de otras galerìas comerciales construidos a lo largo del país, a principios de siglo. Justo detrás: el epicentro lo constituye, el Teatro San Carlo, enfrente de la Galería mencionada, y la Plaza del Plebiscito, en donde destacan el Palacio Real y la Iglesia di San Francesco di Paola. La Via Toledo sube hacia arriba, y es un precioso compendio de palacios de distintos estilos, sobre todo barrocos. Con fachadas un poco destarteladas, pero de sumo interés. En sus márgenes, callejuelas y barrios tradicionales como el Quarteri Spagnoli, la Piazza del Gesu Nuovo, con algunos de los edificios más representativos de la ciudad como el Palazzo Pignatelli, o la Iglesia del Nuovo Gesu, o Santa Chiara, con su maravillosa coleccion de tipicos azulejos. La Calle de Gregorio Armeno, o calle de la Natividad, es famosa por su tradición en la artesania de los belenes, algo muy arraigado en la ciudad, inventora de la tradición navideña. A golpe de taxi recomiendo el Museo de Capodimondi, Il Doumo-Catedral de San Genaro, Castell Du Uovo, Mirador de Posilipo, o el Archeológico. Si no queremos caminar el bus turístico en el que podemos bajar y volver a subir en varios puntos es ideal. Ofrece varias rutas, y se toma delante del Castell Nuovo. Durante todo el día, y partiendo de forma constante. Las rutas duran entre 75 y 100 minutos.

 -POMPEYA Y HERCULANO: La linea de tren de cercanías de lanapoles Circumvesubiana, es la espina dorsal del sistema de transportes de la zona. La estación queda relativamente lejos, más concretamente en el Corso Garibaldi, por lo que se recomienda pactar el precio de un taxi, hasta las ruínas. Recomiendo nunca pagar más de 100 euros, por toda una mañana. Nos llevarán, y esperaran a la salida de las escavaciones, mientras visitamos con calma las ruinas. Si somos hábiles podemos conseguir el transporte de ambas ruinas, al mismo precio. Si optamos por el tren debemos bajar en Pompeii Scavi. Las ruinas son muy grandes y se recomienda planificar los puntos que queremos ver, y asimismo contar con calzado comodo (no sandalias para evitar heridas en piedras puntiagudas), agua, proteccion solar, y algo para cubrirse la cabeza. Para personas que no pueden caminar, recomiendo las de Herculano. Más pequeñas, mucho mejor preservadas, y sobre todo menos saturadas. Se encuentran más cerca que las de Pompeya.

-COSTA AMALFITANA y CAPRI: La deliciosa Isla es un punto muy fácil de llegar. Justo al lado de la estación Marítima en el Muelle de Beverello, parten ferries rapidos a la isla. En menos de una hora llegaremos a Capri, y tras subir en el teleférico, llegamos la Piazzeta, una maravillosa y coqueta plaza, desde donde veremos hermosas panorámicas del golfo de Napoles, y recoletos cafés con una animación constante. Capri es un compendio de callejuelas plagadas de elegantes boutiques, pero a la vez, tipismo, cafés y aires mediterréneos. No debemos dejar de ver Annacapri, a un par de kilometros. Si vemos muchas colas en el teleferico para subir a la Piazzeta, napolescosa usual, cuando hay grandes barcos de cruceros en Napoles, hay un microbus a la derecha que sube también, con la taquilla a la derechaAunque esten lejos, la Costa Amaflitana, es una de las más hermosas del mundo. Pueblos colgados, limoneros, tipismo, una serpenteante carretera que comunican deliciosas localidades, cada cual más hermosa: Ravello, Amalfi, Positano y Sorrento. Si optamos por alquilar un coche, podremos llegar a todos ellos. Si optamos por el transporte público, podremos llegar a Sorrento con el tren de la Circumvesubiana. No es la localidad más tipica, pero si ofrece un compendio interesante sobre lo que esta zona costera nos ofrece. Desde Sorrento, hay un bus turísticos, que nos lleva hasta otros pueblos del entorno. Ferries desde Sorrento, tambien hasta Capri. Podemos hacer excursiones combinadas, saliendo en ferry desde Napoles a Capri, cruzando hasta Sorrento, que se encuentra enfrente de la isla, y regresando en el tren de la Circumvesubiana, hasta Napoles. Recordad, que la estación de tren queda algo alejada del puerto. Sería interesante preveer coger un taxi. Tambien hay que considerar, que no se deben coger los ferries más pegados a la salida del barco. La mala mar, o la saturación de todos los turistas que regresan a los barcos de crucero en hora punta, pueden jugarnos una mala pasada. Hay que dejar un par de ferries posteriores con los que llegariamos de todas formas, en caso de que haya problemas de cualquier indole para regresar, en el inicialmente elegido.

3) Que hice

Aparte de lo tradicional me encanta dejarme cautivar por otros atractivos de la zona. El taxí es ideal para visitar el Versalles de la Campania (zona en donde se encuentra Napoles), llamado el Palacio de Casserta. Opulento palacio barroco construido por Carlos VII y centro de poder de los Borbones, en el reino de Napoles. Lujo, desmesura en más de 40.000 metros cuadrados. Destaca sobre todo los apartamentos reales, y las fuentes de sus jardines, con juegos de agua famosos en todo el mundo. Se puede llegar en tren, bajando en la Estación de Casserta. Se camina durante cinco minutos, hasta el propio palacio. También hay un bus desde la Piazza Garibaldi en el entorno de la estación de tren. Cierra o a las 14:30 en invierno, o hasta las 17:00 o 18:00 en epoca estival.

4) Comer y beber

napolesCuna de la pizza por excelencia. La pizzeria más antigua del mundo se encuentra aqui. Pescados, frutas y verduras de primera calidad, dulces exquisitos, y vinos excepcionales. Las faldas del vesubio dan productos con sabores insospechados. Algunos lugares: Pizzeria Trianon en Via P Colleta 46, en el entorno de la estación del tren ofrece la mejor pizza de la ciudad. Es una institución en la ciudad. Para dulces, Il Golossone en Spacca Napoli, Via B Croce. Hay que probar el Sfogliatello Napolitano. Amici Miei en Via Monte Di Dio 78, cerca del Teatro Poloteanmo, impresiona por su carta. Y finalmente recomiendo Trattoria dell´Oca, en Via S Teresa Chiaia 11, con platos verdaderamente mediterráneos. Hay que tomar el café en el lugar tradicional de la ciudad que es el Café Gambrinus en Piazza Plebiscito.

5) Compras

Artesanía, sobre todo las pequeñas tiendas de Quartieri Spagnoli, porcelana de Capodimondi, los camafeos, compras gastronómicas, cuero, plata, joyería, figuras artesanales del Belen. Además Limoncello, un exquisito y dulce licor con los mejores limones de la zona. Compras de lujo en Riveira de Chiaia (Via Poetaria, Piazza dei Martini y Via Filangeri). Para ropa masculina, la clave está en Marinella en la Piazza Vittoria.

6) En la red

www.napoli.city-sightseeing.it (bus turístico de Napoles)

www.enit.it

www.inaples.it

www.napolia.it/naples/transport.htm

www.napolinapoli.com

napoles

napoles

napoles

napoles

napoles

Napoles

napoles

napoles

napoles

napoles

Napoles

Napoles 

Visto 36068 veces Modificado por última vez en Miércoles, 24 Agosto 2016 22:56
Inicia sesión para enviar comentarios

La mayor web de cruceros en español. Noticias y opiniones de cruceros, foros y red social

Naves de la Esperanza ONG

Conoce el increible trabajo de la ONG que opera a personas sin recursos de todo el mundo en un barco

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information